Cerrar

Instituto Diplomático

IMMP

Desde 1858, el entonces ministro de Relaciones Exteriores don Nazario Toledo, planteó por primera vez la necesidad de formar a los jóvenes interesados en el servicio diplomático [nota 1]. Ciento treinta años más tarde, consciente de los retos que supone la evolución de los nuevos escenarios internacionales en el marco de los procesos de integración y de creciente interdependencia, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica estableció, por iniciativa del embajador don Marco Vinicio Vargas Pereira, el Instituto del Servicio Exterior Manuel María de Peralta, en honor a uno de nuestros más grandes y abnegados diplomáticos, y como piedra fundamental en el proceso de profesionalización de la carrera diplomática.

Mediante Decreto Ejecutivo No. 18433 de 12 de setiembre de 1988 del presidente don Óscar Arias Sánchez y del canciller don Rodrigo Madrigal Nieto, y con base en el Estatuto del Servicio Exterior y el artículo 140 de la Constitución Política, el Instituto asumió en aquella época, con la colaboración de países amigos, las tareas de desarrollar programas de profesionalización y perfeccionamiento del servicio diplomático costarricense y de las otras naciones centroamericanas.

El Instituto, además, custodia el acervo histórico de la Cancillería, tiene una unidad de investigación en historia diplomática que realiza seminarios, investigaciones y publicaciones en ese campo y edita la Revista Costarricense de Política Exterior, como medio de divulgación de nuestros valores contenidos en las investigaciones de los diplomáticos de carrera y profesores.

También cuenta con convenios suscritos con las universidades más prestigiosas del país que colaboran con los cursos que se imparten y, particularmente, con la Universidad de Costa Rica se tiene un acuerdo para el desarrollo de una maestría en diplomacia que, si bien forma a nuestros diplomáticos, también está abierta a la participación de otros profesionales interesados en el quehacer de la diplomacia. Se brindan cursos de formación, tanto virtuales como presenciales.

También, en el marco del ejercicio de la llamada diplomacia pública, se imparten conferencias a estudiantes de enseñanza media que así lo requieran sobre asuntos de su interés. En los concursos de oposición para el ingreso a la carrera diplomática, el Instituto despliega una actividad muy importante en colaboración con la Comisión Calificadora  del Servicio Exterior.

Misión

Formar, capacitar y perfeccionar a los diplomáticos costarricenses, así como asesorar al canciller y vicecanciller en asuntos especializados.

Principales funciones

  • Realizar estudios y mantener información sobre las necesidades de formación académica y capacitación del personal diplomático, tanto en el Servicio Interno como en el Servicio Diplomático y Consular costarricense, estableciendo las condiciones y el contenido académico para el desarrollo de cursos de formación y capacitación que le permita al Ministerio contar con funcionarios idóneos.
  • Establecer los requisitos y convocar de manera pública a los interesados en realizar el examen de admisión para ingresar a la Maestría en Diplomacia. Ejecutar el proyecto educativo, vigilarlo y administrarlo conjuntamente con las autoridades del Sistema de Estudios de Posgrado de la Universidad de Costa Rica.
  • Formular y actualizar los planes de estudio de los cursos en las áreas diplomática y consular, y en todos aquellos que sean necesarios para los diplomáticos que participan en los programas del Instituto del Servicio Exterior Manuel María de Peralta.
  • Colaborar con la Comisión Calificadora del Servicio Exterior en la organización de los concursos de oposición y las pruebas académicas para el ingreso al Servicio Exterior. Participar en la coordinación y ejecución de los procesos de desarrollo educativo, vínculos de cooperación, investigación y compilación documentaria del Instituto, a través de la elaboración, implementación y desarrollo de proyectos y programas para la formación y capacitación de profesionales nacionales y extranjeros en materia diplomática.
  • Colaborar y participar en el subproceso de capacitación continua en el país y a distancia basado en los requerimientos de los funcionarios de sede del Servicio Exterior, cancillerías extranjeras, entidades públicas y privadas mediante charlas, conferencias, cursos, talleres y otros que permitan mantener actualizados a dichos servidores.
  • Programar e impartir charlas, seminarios, así como preparar exposiciones a estudiantes y grupos organizados para resaltar los valores cívicos del país.
  • Organizar conferencias nacionales e internacionales en materia de política internacional y sobre temas diplomáticos.
  • Realizar las gestiones necesarias para la celebración de convenios de cooperación con academias diplomáticas y universidades para el intercambio de conocimientos.
  • Colaborar y apoyar los programas de biblioteca mediante la búsqueda de cooperación, donaciones de libros, revistas especializadas u otros para que esta pueda brindar un apoyo real y efectivo a las labores que se realizan tanto en el Instituto como en el Ministerio.
  • Representar al Ministerio en actividades del Instituto a instancias del canciller.
  • Organizar y dirigir el Museo “Braulio Carrillo”, dedicado a la historia diplomática de Costa Rica.
  • Organizar y dirigir la Biblioteca “León Fernández Bonilla”, que comprende la sección de archivos, tratados, hemeroteca, depósitos y colecciones de la Cancillería.

Nota 1: SÁENZ, Jorge Francisco, Historia Diplomática de Costa Rica (1821-1910), Juricentro, San José, 1996, p. 266.