Relaciones MultilateralesJULIO 10, 2019 12:17 PM

Costa Rica reitera su compromiso con el multilateralismo e insta a Irán a cumplir sus obligaciones.

San José, 10 de julio de 2019.- En el marco de la  reunión extraordinaria convocada el día de hoy por la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA),  para abordar el programa nuclear iraní y la situación del Plan de Acción Integral Conjunto  (PAIC) , el Representante   Permanente de Costa Rica ante las Naciones Unidas en Viena, Austria, Embajador Alejandro Solano, reiteró que para Costa Rica, el PAIC  constituía y era  el mejor medio posible para garantizar la naturaleza exclusivamente pacífica  del programa nuclear en  la República Islámica del Irán. 

El Representante de Costa Rica, al igual que lo manifestó un número importante de Estados durante la sesión, hizo un llamado a todas las partes involucradas en la implementación del PAIC, a que se continúe respetando la letra y espíritu del acuerdo, necesario para la estabilidad, la paz y seguridad internacional.   

Solo a través de una verificación internacional y multilateral, con un sistema de salvaguardias, se materializa los esfuerzos colectivos, estratégicos y minuciosos de varias décadas de no proliferación nuclear, señaló el Embajador de Costa Rica.

De acuerdo con la información suministrada por las mismas autoridades iraníes y verificada por los inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica, el régimen iraní ha decidido aumentar sus niveles de uranio enriquecido por encima de los límites del 3.67 % conforme lo acordado en el PAIC, justificado en que el embargo aplicado por los Estados Unidos contra sus actividades comerciales y contra sus autoridades, estaba generando un enorme perjuicio. 

  El  PAIC es el  acuerdo internacional sobre el programa nuclear de Irán  acordado en Viena el 14 de julio de 2015 entre Irán, los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad, Alemania y la Unión Europea,  por el cual se establecen una fiscalización al programa nuclear iraní, bajo la gestión del Organismo Internacional de Energía Atómica.   Entre esas condiciones se fija que Irán eliminaría sus reservas de uranio enriquecido medio, disminuiría sus reservas de uranio enriquecido bajo en 98% y reduciría en dos tercios sus centrifugadoras de gas durante trece años. A lo largo de los quince años siguientes, Irán solo enriquecería uranio hasta 3,67%. Además,  no se construiría ningún reactor nuclear nuevo de agua pesada durante el mismo período de tiempo.  El acuerdo establecía que, en compensación por sus compromisos, Irán sería aliviado de las sanciones económicas que le habían impuesto los Estados Unidos, la Unión Europea y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.  Sin embargo, en mayo de 2018, Estados Unidos decidió reiterarse del acuerdo y restablecer sanciones a Irán. 

Comunicación Institucional

(689 CR OIEA Irán)

Miércoles 10 de julio de 2019.