Derechos HumanosFEBRERO 13, 2018 09:44 AM

Costa Rica destaca relevancia del informe de la CIDH sobre la institucionalidad democrática, el estado de derecho y los derechos humanos en Venezuela

  • País reitera su preocupación por el debilitamiento institucional en Venezuela, la ausencia de división de poderes, la afectación a la libertad de expresión y a los derechos económicos, sociales y culturales de los ciudadanos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó oficialmente el día 12 de febrero de 2018, el informe "Institucionalidad democrática, estado de derecho y derechos humanos en Venezuela" en el cual se analiza la situación de los derechos humanos en ese país. 

Durante la presentación, el Secretario Ejecutivo de la CIDH destacó “el profundo debilitamiento de la institucionalidad democrática, así como la grave situación general de los derechos humanos en Venezuela.”

El informe destaca que la afectación ha sido generalizada a todos los derechos humanos y la principal preocupación radica en que es el pueblo venezolano quien sufre las más graves consecuencias debido a la crisis económica y social y a los alarmantes índices de pobreza extrema. El documento detalla, además, el paulatino deterioro y desmantelamiento de la institucionalidad democrática, situación que se ha profundizado desde 2015 y agudizado desde el 2017 debido a la grave alteración del orden constitucional. La CIDH observa que continúan las detenciones ilegales y arbitrarias, alcanzando cifras alarmantes, pues el 90% de las detenciones se realizan sin orden judicial.

Costa Rica reitera la importancia de que este análisis sea debidamente valorado por las instancias políticas correspondientes, en el marco de las obligaciones internacionales de Venezuela; y destaca el valor del informe, así como la preocupación del país por el debilitamiento institucional en Venezuela, la ausencia de división de poderes que corresponden un marco de democracia y Estado de Derecho y en particular, la afectación a la libertad de expresión y a los derechos económicos, sociales y culturales de los ciudadanos.

El gobierno de Costa Rica hace un vehemente llamado al restablecimiento del orden constitucional a plenitud, al respeto de los derechos humanos de todas las personas, y a que se garantice la protección de sus libertades y la debida atención de sus necesidades básicas, tales como alimentación, salud, vivienda, libre tránsito, libre expresión, libre asociación, educación.  La solución a esta crisis debe ser democrática y la protección de los derechos humanos de todos sus ciudadanos es un requisito sine qua non para la credibilidad del gobierno venezolano.