Relaciones MultilateralesABRIL 13, 2018 03:00 PM

Costa Rica aboga por la prohibición de los Sistemas de Armas Autónomas Letales

  • La delegación costarricense destacó que el mandato obliga a prevenir el daño excesivo o indiscriminado, el perjuicio y la muerte de seres humanos por el uso de estos sistemas de armas.

En el marco de la primera reunión del año del Grupo de Trabajo Gubernamental de Expertos (GGE) de Sistemas de Armas Autónomas Letales (LAWS), que se desarrolló del 9 al 13 de abril en Ginebra, Suiza, Costa Rica abogó por la prohibición de los LAWS.

Nuestro país fue vehemente en la propuesta que pretende que el grupo concluya su periodo de trabajos en agosto del 2018, con demostrada voluntad política, logrando avances sustantivos en el mapeo de alternativas, y acordando elementos para el desarrollo de una ruta crítica, que contemple la creación de una definición de trabajo aceptable de los sistemas autónomos letales, y el camino para el establecimiento de un instrumento jurídicamente vinculante que prohíba estas tecnologías.

El encuentro se realizó según el mandato recibido durante la Quinta Conferencia de Altas Partes Contratantes de la Convención sobre las Prohibiciones y Restricciones en el uso de Ciertas Armas Convencionales (CCW), que puedan causar daño excesivo, o tener efectos indiscriminados, realizada en diciembre del 2016 y la Sexta Conferencia de Altas Partes Contratantes de CCW de noviembre del 2017.

En ese marco, se realizó un debate profundo sobre las diversas aspiraciones y posiciones nacionales en torno a los LAWS. Un grupo de países like-minded, entre ellos: Austria, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Irlanda, Nicaragua, Panamá, Perú, Sierra Leona, Sudáfica, Egipto, Irak, Jordania, e incluso en esta oportunidad, China, solicitaron al Presidente del Grupo de Expertos (GGE), Embajador Amandeep Singh de India, realizar un recuento puntual, sustantivo, y concreto de las discusiones, para poder avanzar de manera decidida el mandato.

La totalidad de las delegaciones representadas, manifestaron su absoluto acuerdo en que el diseño, despliegue y empleo de sistemas de armas autónomas, esté constreñido por la Ley Internacional Humanitaria, y una gran mayoría de Estados, incluido Costa Rica, manifestó con vehemencia, que el respeto al marco legal internacional incluye también la Ley Internacional de los Derechos Humanos, toda vez que la salvaguarda de la dignidad y la integridad del ser humano, es la máxima y el norte, que debe guiar las deliberaciones del GGE.

La delegación costarricense destacó que “más allá de los interesantes intercambios filosóficos y técnicos que el tema suscita, incluyendo el estado de desarrollo de la inteligencia artificial, y las características de la interacción hombre-máquina, el mandato de GGE nos obliga a prevenir el daño excesivo o indiscriminado, el perjuicio y la muerte de seres humanos, inclusive el de las víctimas de ejercicios de identificación o targeting erróneos, imprecisos, o no confiables”.

Costa Rica estuvo representada por la Embajadora Elayne Whyte, Representante Permanente ante las Naciones Unidas en Ginebra y la Ministra Consejera, Maricela Muñoz.