Cerrar

Lanzan iniciativa para la prevención de la violencia contra las mujeres de la Estrategia de Seguridad de Centroamérica

24/06/2013 05:44 PM

El día de hoy, con la suscripción de la Carta de Intención del proyecto Prevención de la violencia contra las mujeres de la Estrategia de Seguridad de Centroamérica (ESCA) y con la participación de la Presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla Miranda, se inició oficialmente este proyecto de gran impacto en la vida de la región. 

El inicio de este proyecto concreta el compromiso de Costa Rica y de los países del SICA con el desarrollo y avances de la Estrategia de Seguridad, en coordinación con la cooperación internacional, en el caso específico, con el apoyo del Reino de los Países Bajos y Finlandia, por un total de 20 millones de dólares. La ESCA avanza a paso firme.

El proyecto será ejecutado por la Secretaría General del SICA, los países centroamericanos, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). La Carta de Intención fue suscrita por las representantes de Holanda y Finlandia, el Secretario General del SICA y los representantes de UNFPA y OIM, teniendo como Testigos de Honor al Canciller Enrique Castillo y a la Ministra de la Condición de la Mujer y Presidenta Ejecutiva del INAMU, Maureen Clarke.

Los objetivos principales del proyecto de Prevención de la Violencia contra las Mujeres en Centroamérica de la ESCA busca la reducción de la violencia contra las mujeres en Centroamérica, incluyendo las manifestaciones extremas de dicha violencia, como son la trata de mujeres y el femicidio.

La suscripción de la Carta de Intención se realizó como una de las actividades en el marco dela XLI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que se está desarrollando en Costa Rica, a partir del día 24 de junio. Costa Rica ejerce la Presidencia pro Témpore del SICA hasta fines de junio y trasladará la Presidencia a Panamá.

Durante el ejercicio de la Presidencia Pro Témpore del SICA, Costa Rica planteó como ejes centrales de su mandato,  la renovación y fortalecimiento de la institucionalidad del SICA, yhacer frente desde una perspectiva regional a la amenaza del crimen organizado y del narcotráfico, y, en particular, a  programas para afrontar la violencia contra las mujeres.

En Centroamérica, dos mujeres de cada tres asesinadas, lo han sido por el simple hecho de ser mujeres. La violencia contras las mujeres en sus múltiples manifestaciones tiene un elevado costo para las personas que la padecen y para la sociedad, según el Instituto Nacional de las Mujeres de Costa Rica (INAMU).

El proyecto, que forma parte de la Estrategia de Seguridad de Centroamérica (ESCA), se desarrollará en Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, y busca prevenir la violencia contra las mujeres por medio de intervenciones sobre los factores que la propician.

La iniciativa, denominada “Proyecto B.A.1 “Prevención de la violencia contra las mujeres en Centroamérica”, es presentado por la Secretaría General del Sistema de Integración Centroamericana (SG-SICA)  y financiado por el Reino de los Países Bajos y Finlandia.  Se desarrollará entre junio de 2013 y hasta  diciembre del 2015, con un presupuesto de US$20.248.161.05.

La  Presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, que ha propuesto que la atención de la violencia en contra de las mujeres sea uno de los pilares de la Estrategia de Seguridad Centroamericana, participó como testigo de honor de la firma del proyecto.

El Canciller Enrique Castillo dijo que  proyecto que es  que es vital para Centroamérica y para los países miembros del SICA, “porque no serán países desarrollados sino hasta  que podamos lograr,  por un lado la equidad de género y por otro el ciento por ciento de los derechos humanos. Mientras no logremos eso, no podremos nunca decir que somos una región desarrollada  y si esa es nuestra aspiración tenemos que resolver esos problemas”.

En la firma participaron el Canciller Enrique Castillo, como testigo de honor, la Sra. Maureen Clarke,  en calidad de Presidenta del Consejo de Ministras de la Mujer de Centroamérica y República Dominicana, la Sra. Mette Gonggrijp, Embajadora del Reino de los Países Bajos, la Sra. Elena Zúñiga, Representante del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), el Sr. Robert Paiva, Director Regional para Centroamérica y el Caribe de la Organización Internacional para las Migraciones, la Sra. Eeva Liisa Myllymäki, Encargada de Negocios en la Embajada de Finlandia y el Sr. Juan Daniel Alemán, Secretario General del SICA.

La violencia contra las mujeres y las niñas es un problema con proporciones de epidemia, que es considerada la violación de los derechos humanos más generalizada. Según datos que maneja la Red de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe en Gestión de Organizaciones, a escala mundial, se estima que al menos 1 de cada 3 mujeres ha sido golpeada, coaccionada para tener relaciones sexuales o ha sufrido otro tipo de abusos por algún hombre presente en su vida. Mientras que las cifras que maneja el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para Centroamérica muestran que dos mujeres de cada tres asesinadas, lo han sido por el simple hecho de ser mujeres. La violencia contras las mujeres en sus múltiples manifestaciones tiene un elevado costo para las personas que la padecen y para la sociedad, afirmó el Instituto Nacional de las Mujeres de Costa Rica (INAMU).

La prevención de la violencia contra las mujeres ha sido definida como una prioridad dentro del marco de la Estrategia de Seguridad Centroamericana y Finlandia ha enfocado la prevención de la violencia contra la mujer en varias actividades a nivel internacional. En este sentido, Finlandia contribuirá con 4.900.000 euros al proyecto que forma parte de su cooperación regional con Centroamérica que inició como apoyo a los procesos de la paz en los años ochenta.

Debido a su proceso migratorio, las mujeres migrantes resultan especialmente afectadas por la violencia, en particular la de su pareja y están entre las más vulnerables a la trata de personas. El proyecto que estamos iniciando va a realizar un esfuerzo conjunto, con la participación de diversos sectores, para abarcar la atención específica de la situación de estas mujeres, expresó Robert Paiva, Director Regional para Centroamérica, Norteamérica y el Caribe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La participación de los Estados es esencial en la implementación de las políticas públicas que se han adoptado para garantizar la prevención, atención y sanción de la violencia contra las mujeres. La reducción de la impunidad en esta clase de delitos, es un reto para los sistemas de justicia en búsqueda de incrementar la seguridad ciudadana, dijoElena Zúñiga, Representante del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).  

En el marco de la política de derechos humanos y de la cooperación de desarrollo de los Países Bajos, los derechos de mujeres son una prioridad. Por eso los Países Bajos contribuirá con  12.5 millones de dólares con el proyecto con el propósito de fortalecer iniciativas regionales para la prevención de violencia contra mujeres y trata de personas en la región.

El Reino de los Países Bajos forma parte del Grupo de los Amigos de la ESCA y contribuye en total 18.75 millones de dólares a la implementación de esta estrategia. El apoyo de Holanda es parte de su Programa Regional para América Central, en las áreas de seguridad, justicia y derechos humanos, que empezó en el año 2012.

Comunicación Institucional

(2709 Proyecto Prevención violencia mujeres)

Lunes 24 de junio de 2013.

 

 

 

Volver