Relaciones BilateralesNOVIEMBRE 09, 2017 04:19 PM

Costa Rica y Cuba procuran fortalecer mecanismos para asegurar migraciones seguras y ordenadas

  • Diálogo de actualización informativa sobre políticas migratorias, y revisión de acciones conjuntas para un flujo  regular, ordenado y seguro de migrantes

Con el objetivo de fortalecer el diálogo y la cooperación en torno a las acciones para asegurar flujos migratorios regulares, ordenados y seguros entre Costa Rica y Cuba, este miércoles 8 y jueves 9 de noviembre; ambos países sostuvieron la I Ronda de Conversaciones en Materia Migratoria. La cita los reunió en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, en San José.

Las representaciones intercambiaron información actualizada sobre sus políticas y regulaciones migratorias, se realizó un análisis del flujo migratorio mutuo, se intercambió información y criterios de la situación de los migrantes irregulares cubanos en América Latina y el Caribe.

La delegación costarricense la integraron funcionarios de la Cancillería y de la Dirección General de Migración y Extranjería; la representación cubana, estuvo compuesta por representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores, y el Embajador de Cuba en Costa Rica, Danilo Sánchez.

Sylvia Ugalde, Directora Adjunta de Política Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica;  afirmó que la iniciativa del Gobierno de Cuba para el intercambio de información sobre la situación de los flujos migratorios entre ambos países, permitió conocer  detalles de la política migratoria cubana; asimismo revisar posibles acciones conjuntas en materia migratoria, que podrían llegar a acordarse entre las partes, en una etapa posterior.  

Ulises Arranz, Subdirector del Departamento Consular de la Dirección de Asuntos Consulares y de Cubanos Residentes en el Exterior (DACCRE), destacó que el propósito es establecer mecanismos para el flujo de información, que permitan la regulación de todas las actividades vinculadas a la migración; además, de una coordinación institucional más estrecha. “De manera tal que se garantice el principio de una mejor regulación, que cada cual tenga el derecho a viajar, pero que lo haga con seguridad, de manera regular y sin peligro para su vida”. 

Al respecto, Gisela Yockchen, Directora General de la DGME, indicó que conocer de primera mano las políticas migratorias de Cuba es propicio y muy necesario.

“Para la DGME la migración es una responsabilidad compartida que debe ser atendida conjuntamente por el bien de nuestras poblaciones. Eso nos permitirá ampliar los horizontes, reforzar criterios, de manera que nuestro accionar sea coherente con las políticas de ambos países”, destacó Yockchen, quien también aseguró que la importancia del enfoque del respeto al derecho humano debe primar en dicho accionar.

Una segunda ronda de conversaciones se realizará, en fecha por definir, mediante la vía diplomática.